Presentación de libros

El estilo tradicional de presentación de libro hace muy poco más que satisfacer el ego del autor. Normalmente se trata de una representación en la que uno o dos amigos del autor, parapetados detrás de un escritorio, hablan maravillas de la obra para una audiencia compuesta mayormente por amigos y familiares del escritor.

Se debe considerar que, cuando hay uno que actúa y un grupo que observa se está ante una representación. La presentación de libros no puede estar regida por leyes académicas o literarias sin por las del espectáculo. La presentación debe ser un género en sí mismo que cumpla con la primera regla del escenario: atrapar, entretener, divertir.

Uno de los errores más comunes es que el autor o sus presentadores cuenten de qué se trata el libro. Las obras deben explicarse por sí mismas. El mensaje a transmitir debe estar más relacionado con los valores estéticos y de contenido que sobre la trama en sí. Quienes asisten a una presentación, no van a ver al libro, van a ver al autor. Si el autor brilla, el libro se vende.

Los mismos criterios se aplican al dictado de conferencias, charlas y clases magistrales.

Ofrecemos hacernos cargo de una puesta en escena a medida de la obra y de la personalidad del disertante, con recursos del espectáculo. El objetivo es producir un evento convocante y participativo, que permita al autor lucirse y transmitir el interés en el libro que está promocionando y trascender su círculo de relaciones para dirigirse a un público más amplio.

piublico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>